Una casa para vivirla desde las emociones

Background

Un hogar no es un lugar, es una sensación

Conoce el proyecto de diseño

Una casa para vivirla desde las emociones

En la filosofía slow y en el amor por la naturaleza encontramos las raíces de The eleven house, un espacio singular en el corazón del Empordà y mimado en todos los detalles que te invita a vivir una experiencia sencilla.

Hemos trabajado el diseño e interiorismo de nuestra casa-estudio The eleven house para que, en todas sus facetas –boutique de diseño, galería de arte, espacio para talleres y eventos– sea un espacio cómodo y sensorial, donde las emociones fluyan.

Hogar no es un lugar, es una sensación

La manera con la que nos relacionamos con nuestra casa nos define como personas y hace que el espacio hable por nosotros. La luz natural que te acompaña los desayunos por la mañana, el olor a otoño que se respira en el comedor…

Hogar es una sensación.

Y las sensaciones, los abrazos, las sonrisas, los aromas, los momentos, los pones tú.

Con esta definición de hogar, en The eleven house estamos trabajando nuestro proyecto de diseño interior, que puedes seguir aquí.

Una casa que nos abraza con la historia

Una de las paredes interiores de la casa, la que delimita con el jardín trasero, se ha integrado, con el paso del tiempo, con una parte de la antigua muralla medieval de Peratallada, que estamos restaurando con mimo.

Después de un proyecto arqueológico exhaustivo, se ha descubierto que el trozo de muralla que pasa por The eleven house, corresponde a la Muralla de Peratallada que data de los siglos XII y XIII, pero que también se hicieron reparaciones en los siglos XIV-XV.

Tener la suerte de que la historia nos abrace el espacio nos hace sentir privilegiados y con ganas de compartir contigo esta emoción.

La luz natural de The eleven nos conecta con nuestra esencia

Trabajar las emociones, es trabajar la inefabilidad. Es decir, moldear sensaciones que no podemos describir. Estimular cambios en el bienestar de las personas que son imperceptibles.

El komorebi, esa sensación de tranquilidad que sentimos cuando percibimos el juego entre sombras y luces que se crean entre las hojas de los árboles, se vive con sutileza en nuestra casa.

En The eleven house la naturaleza y la luz acaban siendo elementos invisibles trabajados para mejorar el confort, el ánimo y la tranquilidad.