Apenas llevábamos un año viviendo The Eleven House y se acercaba el primer invierno. Siempre hemos pensado que es una casa de chimenea, de té, de manta y de luz de día de lluvia. El otoño ya nos había encandilado con esos grandes días de lluvia – en algunos casos, incluso demasiada intensa -, pero la idea de vivir nuestro primer invierno en la casa nos emocionaba.

Queríamos hacer algo especial para dar la bienvenida a la estación.
Teníamos que vestirla con sensibilidad, con naturaleza, con luz.
¡Había tanta naturaleza a nuestro alrededor, que teníamos que entrarla, vivirla, experimentarla…!

Cuando deis un paseo por Peratallada, entenderéis esta explosión sensorial de naturaleza de la que hablamos.

Entonces lo entendimos: teníamos que capturar esta esencia de invierno tan intensa.

Lo bonito de las ideas es hacerlas realidad. Cuando hablamos con Mireia, supo al instante el workshop que tenía que compartir en The Eleven House.

El resto puedes intuirlo a través de estas fotos: es vista, olfacto, tacto, gusto y oído.

Gracias al grupo de mujeres que convirtió en real nuestro sueño de dar la bienvenida al invierno con este gran taller. Aprendimos juntas a CREAR ese toque mágico para nuestros hogares.

Estamos convencidos que esta Navidad, en casa, fluirán las emociones del mismo modo que las estamos viviendo todo este año: con conciencia, sutileza y elegancia.